jueves, agosto 14, 2014

Club Atletico San Lorenzo de America

San Lorenzo campeón de la Libertadores. Y a hacer memoria y sacar el cofre de los recuerdos que cada uno tiene con ese tema.
De chico me encantaba ver fútbol por TV. Era una de las cosas que compartía con mi viejo. Entresemana, miércoles justamente, pasaban los partidos en vivo y en directo por canal 13, los de la libertadores. Recuerdo un 3-3 histórico de Estudiantes con 8 hombres, recuerdo a River y todos esos equipos raros con los que no jugábamos nunca.
Y llegó el 88. La primera copa Libertadores que recuerdo. El Beto Acosta. El 6-0 en Rosario a Newell's que aún hoy es récord en la copa como triunfo de visitante. Ese entusiasmo de ver a San Lorenzo por la tele a la noche me acompañaba todo el día. Compraba helado, me preparaba. El partido empezaba a las 22:30, pero :la transmisión empieza a las 22" y veíamos todo.
Y bueno, no se pudo dar nunca. Inclusive esas varias en este milenio en las que ni pasamos la primera fase.
Para mí, ganar una Libertadores, o un Mundial, quienquiera que sea que lo gane, es un milagro. Porque el camino se me aparece como algo tan frágil! No es un torneo de todos contra todos. Es una llave y para llegar a ganar el torneo, tenés que pasarlas TODAS! Una que perdés, y chau. No es joda.
No se si logro explicarlo. Cuando Estudiantes la ganó hace poco, yo decía, ¡qué hijos de puta!¿cómo hicieron para no perder nunca? Me parecía algo digno de superhombres.
Así fue como la ganó San Lorenzo: trajo un equipo de superhombres. Tipos como siempre me gustaron a mí: con hambre de gol. Ninguna estrellita rompebolas. Nada de flashes. Jugadores de fútbol. Tipos que dejan el alma en la cancha. Tipos que si tienen que salir, salen, y alientan. Se nota. Es un buen grupo. Y un equipazo. Sale Piatti, entra Verón; se lessiona Cauteruccio, aparece Correa; se va Correa, reaparece el interminable Pipi. Sobraban talentos y el párrafo de elogios alcanza largamente a la dirigencia de Tinelli y Lammens. San Lorenzo siempre tuvo dirigentes del orto. Hacían negocios a costa de los resultados. Vendían a los jugadores con la transpiración todavía sin secarse. No bancaban un equipo más de seis meses y nunca se llegaba a subir un segundo escalón. Cambiaron, y ganamos. Ganamos todos. Mis hijos que no entienden pero preguntan y le ponen ganas y ya esperan por el Real Madrid. Todos ganamos de una buena vez, una copa Libertadores. Y ya nadie nos puede decir que volver a construir una cancha en Avenida La Plata es una locura, porque creo que en el fondo, estas cosas épicas las quieren todos. Y ya lo van a ver. Esperen.

Ya está. No jodan más. Volvimos de la B, Salimos campeones, construimos la cancha, y ahora la Libertadores. No rompan más las pelotas, porque si piden 3 libertadores, también va a llegar. Con San Lorenzo es así: todo llegan. No como otros, que por más tiempo que pasa, siempre van a ser hijos nuestros.


5 comentarios:

nestor grinberg dijo...

jjaa,, ahora sos cuervo te decia los de almirante son re nazis,,,

tornes dijo...

Vi en tv a los locos de la Pislaba, unos cuantos que viajaron para ver el partido. Eso es fanatismo, que lo parió...
http://www.ole.com.ar/san-lorenzo/religion_0_1186681354.html

guillermo dijo...

Lo logramos(?) Josi. Mis mentiras y la cabala funcionó a la perfeccion.
Lo de anoche fue emocion pura. Estaba ahí, mirando la jeta de viejos de 70 pirulos o mas y se me caian las lagrimas. Ya está, ahora hay que comprar Brasso para lustrarla cada tanto.

Mariano dijo...

Simplemente Felicitaciones!
Era hora!!

Debi dijo...

Felicidad total!